viernes, abril 18, 2008

Rosario la Dinamitera

Esta mañana me ha sorprendido la noticia de la muerte de Rosario Dinamitera. Fue una de las primeras mujeres en alistarse en las milicias populares que lucharon por la defensa de Madrid durante la Guerra Civil. Encarcelada durante el franquismo y condenada a muerte, aunque la pena le fue conmutada por treinta años de cárcel, representa la lucha de las mujeres milicianas por combatir codo a codo junto a sus compañeros varones antes de que las mujeres fueran, incomprensiblemente, relegadas a tareas de retaguardia por el gobierno de Largo Caballero.

Rosario Sánchez Mora, cerillera en la madrileña plaza de Cibeles y convertida en símbolo de la resistencia antifascista tras perder una mano a causa de una explosión en las trincheras de la sierra de Madrid, inspiró uno de los poemas de batalla más conocidos de Miguel Hernández. Recupero aquí los versos del poeta como tributo a la lucha y dignidad de las mujeres y hombres que soñaron con un mundo en libertad.

ROSARIO, DINAMITERA

Rosario, dinamitera,
sobre tu mano bonita
celaba la dinamita
sus atributos de fiera.

Nadie al mirarla creyera
que había en su corazón

una desesperación,
de cristales, de metralla

ansiosa de una batalla,
sedienta de una explosión.


Era tu mano derecha,
capaz de fundir leones,

la flor de las municiones
y el anhelo de la mecha.


Rosario, buena cosecha,
alta como un campanario
sembrabas al adversario
de dinamita furiosa
y era tu mano una rosa

enfurecida, Rosario.


Miguel Hernández.

4 comentarios:

Una de romanos... dijo...

QUIEN PIENSA QUE LOS ROMANOS NO ERAN JUSTOS Y COMPRENSIVOS?...

MARCO PORCIO CATON, CATON EL VIEJO, O EL SENSOR...FAMOSO POR SU RECTITUD MORAL INCORRUPTIBLE Y TAMBIEN POR SU SEVERIDAD DE CARACTER, FUE SENADOR, POLITICO, MILITAR Y ESCRITOR ROMANO...

Precisamente en este ultimo escribió un libro donde desarrollaba todo lo relacionado con la actividad agricola y claro, el trato a los esclavos. «De Agricultura» o «De Re Rústica» son la única obra de Catón que se conserva hoy, ademas estos tratados contienen una colección de normas accesorias sobre las buenas formas conyugales, y tambien contienen información más curiosa aún sobre los hábitos domésticos romanos de su época. Es obvio que caton sostenia la produccion agricola romana y lo practicaba en su propiedad abusando de la mano de obra esclava.

En una oportunidad, recibio en su finca agricola la visita de un magistrado con quien sostenia un lazo de amistad, al recorrerla juntos y comentar las virtudes y secretos del cultivo de las vastas vides y olivares y beneficios de la tierra... dicho magistrado observo con asombro lo pobre de la vestimenta de los esclavos que trabajaban y sobre todo lo golpeados que estaban, le hizo llegar a Caton sus inquietudes de esta manera:

No habeis abusado del latigo? los habeis golpeado a todos, o es el pobre vestir el que los hace tan miserables a tus bestias?

Caton, medito un segundo y sin sacarle los ojos de los suyos respondio pausada y firmemente:

Aqui teneis techo sustento y vestido... solamente les he dado una docena de azotes por cabeza... Soy humano.

Asi pensaba Marco Porcio Caton, un verdadero Romano.

Carlos Martinez dijo...

Primero te pierdes en la inmensidad y ahora apareces con una dinamitera.
Hace nada nadie lo hubiera imaginado y ya tenemos mandando en el ejercito a una mujer enbarazada.
Lo que tu nos cuentas y esto que digo a mi me ponen FIRMES.
Un beso
http://mishuevos.blogia.com/

celebrador dijo...

Pues yo prefiero aquel que dice:

Mujer / lomas blancas / muslos blancos / te pareces al mundo en tu actitud de entrega...

Estaba grabado en un larguísimo pupitre de madera de una de las aulas más grandes de la Facuiltad de Ciencias en mi primer año en la Uni, era cerca de san Valentín y por alguna razón me impresionó

Y me divierte muchísimo la actitud de negación de lo evidente que domina toda la arqueología
Señres, decir que los piedrotes de las pirámides se pusieron en su sitio "con esclavos" es no decir nada, no explicar nada y no querer ver lo obvio

Seguimos sin tener ni idea de la tecnología usada para mover semejantes mamotretos con semejante precisión, y todo eso mucho antes de la Edad de Hierro

Kamarada X dijo...

Dejando a parte el ridículo de una embarazada firmes y sacando barriga y poniendo cara de dura pasando revista. Sólo me queda por decir: Viva el pueblo en armas, muera el ejército!