lunes, marzo 27, 2006

La Lilith hebraica.


La figura de Lilith fue adoptada y transformada por los judíos durante su cautiverio en Babilonia, hasta el punto de situar a Lilith como la primera mujer de Adán, tal y como señalan los escritos hebreos de Ben Sirah (midrash del siglo X) al afirmar: "Yahweh creó a Lilith, la primera mujer, como había creado a Adán, de la tierra y el polvo".
Una afirmación similar que parece indicar que Adán y Lilith fueron creados del barro se desprende de la propia Torah hebrea: "Mujer y Hombre, Él los creó."
Ambos fragmentos, procedentes de escritos sagrados hebreos, muestran una Lilith creada a imagen y semejanza de Yahweh y dotada de las mismas capacidades que Adán, pero ¿qué ocurrió para que Lilith fuera reemplazada por Eva como señalan los escritos hebreos y omiten los textos bíblicos? Los evangelios apócrifos y los escritos del Yalqut Reubeni nos dan la clave: "Adán y Lilith nunca encontraron la paz juntos, pues cuando él quería acostarse con ella, Lilith se negaba, considerando que la postura recostada que él exigía era ofensiva para ella. ¿Por qué he de recostarme debajo de ti? - preguntaba - Yo también fui hecha de polvo y, por consiguiente, soy tu igual. Fuimos hechos iguales y debemos hacerlo iguales."
Las diferencias con Adán y la negativa de éste de situarse bajo Lilith durante sus relaciones sexuales, desató la huída de Lilith del Paraíso de la manera que sigue. Lilith invocó el nombre sagrado de Yahweh quien, dotándole de alas, le permitió huir volando del Paraíso y alejarse definitivamente de Adán. Pero, ¿cómo logró Lilith conocer el nombre sagrado de Yahweh, cuando ni siquiera fue le revelado a Moisés ante quien Yahweh se presentó como: "Yo soy el que soy. He aquí lo que dirás a los hijos de Israel: El que es me ha enviado a vosotros"? Algunos autores como Robert Graves señalan que Yahweh fue seducido por la belleza y el poder seductor de Lilith, aunque los escritos hebreos no hacen ninguna mención a este respecto.
La soledad incita a Adán a solicitar la ayuda de Yahweh: "Señor del Mundo, he sido abandonado por la que pusiste para ayudarme." Condolido por el desamparo de Adán, Yahweh envía a los arcángeles Senoy, Sansenoy y Samangelof a la búsqueda de Lilith. Pero Lilith, instalada en el Mar Rojo, donde convivía con demonios lascivos habiendo llegado a procrear cientos de lilims -hijos mitad humanos, mitad demonios- se negó a regresar al Jardín del Edén, afirmando: "Prefiero arrojarme yo misma al Mar Rojo antes que volver al Paraíso y someterme a Adán". Los arcángeles, confundidos, responden con las órdenes de Yahweh: "Si no regresas con Adán cien de tus hijos morirán cada día". Ella respondió de la misma manera: "Mataré a los hijos de los hombres, los niños estarán bajo el peligro de mi ira por ocho días tras su nacimiento y las niñas por veinte". Los arcángeles dejaron de presionarla y Lilith juró que no dañaría a ningún infante que llevase consigo la imagen o los nombres de estos tres ángeles. De aquí parece surgir el origen de los amuletos que colocaban los judíos en el cuello de los recién nacidos.
Algunas de las caracteríticas de la Lilith hebrea ya las hemos visto en los perfiles sumerios, asirios y fundamentalmente griegos, donde ya aparece como un ser nocturno y lascivo que se alimenta de la sangre de los recién nacidos, sin embargo, la evolución de Lilith continua en los escritos bíblicos. Las contradicciones del Génesis bíblico, la aparicion de Eva y las menciones a Lilith en el Antiguo Testamento serán analizadas en la siguiente entrada de La Estirpe de Lilith.

22 comentarios:

Cazadora de almas dijo...

Me encanta venir a leerte! Lo haces muy interesante.

Besitos!

digler dijo...

muy interesante lo que escribes, vendre seguido a visitarte

kiantei Castor dijo...

Amiga mía,
no me quedó bien claro de que forma tomar tu comentario, veo que eres nueva (al menos tu blog), siempre pienso que cuando aparece un nuevo a comentar debiera mínimo tomarse la molestia de leer algo más, digamos, una vuelta aunque sea leve sobre los archivos.
Tengo La Cas del castor desde Junio del año pasado y la temática por la que me he paseado es una de las más amplias que puedes encontrar, pero en fin, de todas formas te doy la Bienvenida.
Interesante tu visión histórica en cuanto a un solo tema.

Nos leemos

putobecario dijo...

Es impresionante como se relacionan la Lilith hebrea y la Lamia griega. Está última, como ya comentaste, atrajo con su belleza a Zeus (¿Yahvé?)y fue condenada a devorar a sus hijos ("cien de tus hijos morirán cada día").
Casi veo también una relación entre las extremidades marinas de Lamia y el hecho de que Lilith siempre tenga tapadas las piernas.
Creo que en los dos casos se intenta explicar la muerte prematura de recién nacidos, algo que en los escritos hebreos tiene mucha importancia.
Con esta imagen de Lilith la responsabilidad de la muerte de los niños ya no es sólo de un ser demoníaco sino también de los padres que pueden haber olvidado colocar el amuleto o incluso se puede llegar a demonizar a la madre (Lilith no volvió y cien de sus hijos mueren cada día).

putobecario dijo...

Perdona kiantei, a mi si que no me ha quedado claro tu comentario, siempre pienso que cuando aparece uno a comentar algo debería al menos tomarse la molestia de leerlo y de paso, discutir sobre ese asunto, digamos, una vuelta aunque sea leve sobre el tema.

Leemos (un poco)

rosebud dijo...

encantado de haber venido...calas en el lector. saludos

Lilith dijo...

Me alegra mucho verte de nuevo por aquí putobecario, ya que tus aportaciones siempre son fascinantes.
Son muy interesantes las relaciones que estableces entre la Lilith hebrea y la Lamia griega. En temás de religión y mitología, creo que los pueblos siempre toman elementos de otras culturas y, desde mi punto de vista, uno de los ejemplos paradigmáticos es Lilith. Es impresionante cómo evoluciona desde los tiempos sumerios hasta los tiempos cristianos. Y es que, como alguien dijo una vez, "nadie inventa nada, todo es heredado y adaptado a los nuevos tiempos."
Sobre lo que comentas acerca de la muerte de los recién nacidos, creo que tienes razón al afirmar que los seres humanos necesitan una explicación a asuntos que causan tanto dolor como la muerte de un niño, aunque esa explicación conlleve una demonización de la propia mujer como comentas muy acertadamente. Sin embargo, no tengo tan claro que los padres pudieran llegar a culparse por no colocar el amuleto a su hijo. El tema de las supersticiones es un mundo aparte putobecario.
Y muy aguda tu identificación Zeus-Yavhé. Espero que tus sabias observaciones y aportaciones sigan enriqueciendo mi blog.

Lilith dijo...

Kiantei, está claro que no has entendido el comentario que dejé en tu blog. Simplemente hice una reflexión personal sobre los temas más recurrentes en la literatura universal. Lamento que sintieras que estaba criticando tu blog y te hayas puesto a la defensiva.
Al igual que te sugiere putobecario yo también te animo a leer mi blog (como hice yo con el tuyo)y a hacer alguna reflexión o aportación sobre los temas que trato.

isis dijo...

muy interesante tu blog, ami me fascina la historia y la mitologia y ya que en mi vida cotidiana apenas leo nada de ello gracias por permitirme leer este rinconcito..

bsitos**

una pregunta¿por que en las religiones siempre se atribuye a la mujer un cariz maligno y se la encadena al hombre?para reflexionar..

putobecario dijo...

lilith, no he querido decir que los padres se culpen por no poner el amuleto, lo que quiero decir es que a los ojos de los demás pueden ser culpados “algo habrán hecho”. Este es el nuevo concepto, al principio, un ser maligno es el causante pero con el tiempo las muertes se pueden evitar con una conducta recta. De esta forma, los padres pueden ser responsables por no seguir unas normas o por estar directamente relacionados (sobre todo la madre) con seres demoníacos.

Isis, yo no creo que eso ocurra con todas las religiones, pienso que sucede sobre todo en las mas modernas y las tres en las que pienso primero tienen un origen común. Piensa en las primeras representaciones de la fertilidad, en la importancia de las diosas en civilizaciones ya desaparecidas (por ejemplo, tu nombre) o como, a pesar de tanto tiempo de influencia de cierta religión, seguimos hablando de la Madre Naturaleza.

kiantei Castor dijo...

Lilith, no hay problema,
siento si lo malentendí y te agradezco la aclaración.

Nos Leemos

aguardentero dijo...

soy un ignorante para poder comentar a tu post, pero agradezco tus palabras de simpatía en el mio,

besos,

pd: me esforzaré para intentar comprender :-)

Palimp dijo...

Sólo para comentar que sigo tu blog con interés.

Un saludo.

FMOP dijo...

Por añadr más luz al tema citar el texto de Ozziel Nájera que señala:

La figura de Lilith la podemos encontrar en un largo período de la humanidad habitando en desiertos y ciudades desoladas, malversando el sueño a los hombres, en busca de la sangre de los niños, para saciar su desbordante sexualidad y nuevamente huir al desierto o al mar en donde encuentra armonía entre las lechuzas. Posiblemente el antecedente más remoto que poseemos sobre la brujería, espíritus malignos y vampiros sea Lilith. Su primer advenimiento se presenta en el poema de Gilgamesh, un antiguo texto literario mesopotámico, que reúne gran parte de su mitología. Los sumerios la representaban como una especie de mujer pájaro con patas y garras de lechuza parada sobre un par de chacales y a sus lados con dos lechuzas, sus pájaros sagrados; la escultura que data del 2000 a.C. así lo prueba. Más adelante los asirios y babilonios la absorben como un demonio alado. Esta figura influiría en las culturas hebreas antiguas quienes representaron a Lilith como espíritu nocturno o demonio femenino. Esta idea se extendería hasta Grecia asumiendo el nombre de Lamia.

El mito indica que Lilith acostumbraba salir por las noches en busca del semen desperdiciado de los hombres solos para fertilizarse y crear demonios. Los hebreos se protegen de ella lanzando conjuros. Dentro de la Biblia no se le da gran importancia, en el Talmud se le imagina como una mujer demonio y ya al entrar la Edad Media se le considera consorte de Yahveh.

Lilith representa el arquetipo de lo femenino negado por una cultura patriarcal y ha servido como estandarte del feminismo. Ella fue la única capaz de articular el impronunciable y verdadero nombre de Dios. Es la efigie del erotismo femenino, de la sexualidad desbordante y natural de la mujer que aparece intensamente atractiva, y a la vez, potencialmente peligrosa en los sueños de los hombres solos. "Lilith comparte la misma historia de las sirenas, las amazonas, las hetairas , todas ellas figuras femeninas que han intentado asumirse como mujeres libres, sin ninguna necesidad de someterse a los hombres ".

Lilith dijo...

La verdad es que los parrafos que citas no arrojan demasiada luz sobre el tema, ya que todos los puntos que mencionas han sido tratados en el blog. Echa un vistazo al archivo.

Anónimo dijo...

QUISIERA RECIBIR INFORMACION SOBRE TODOS ESTOS TEMAS LA VERDAD ME LLAMAN MUCHO LA TENCION ME INTERESAN BASTANTE

Colibrí Lillith dijo...

vaya, nunca me cansaré de leer esta historia ^^

Me hace sentirme orgullosa del nombre que llevo, jeje, ¿a ti no, Lilith? :P

Aunque todo el mundo te diga lo mismo,¡enhorabuena por tu blog! ;)

Mana Hu dijo...

Hola, leí uno de sus artículos acerca de Lilith, muy interesante lo que escribes. La mitología es impresionante. Me alegra que haya más gente que no tema al término mito y que se preocupe por su estudio. La figura de Lilith es impresionante, y como leí por ahí los mitos se resignifican y hoy Lilith en el feminismo es una figura importante de liberación, igualdad, etc. Bueno, muy interesante tu lectura del mito de Lilith. De paso te invito a mi blog por si lo quieres leer y compartir tus reflexiones: http://manahu.wordpress.com/

natalia dijo...

Lilith pq abandonaste el blog :( REGRESAAAA

La Septentrional dijo...

¿Tenés una lista que compendie las citaciones bibliográficas de textos hebreos en donde se la mencione, además de la ya conocida de Isaías 34-14?

Unknown dijo...

Y yo me pregunto
Quien escribió la Biblia?
Quien se la dictó ?
La historia nos ha demostrado q siempre omiten y borran cosas, siempre lo han hecho
Bueno bye

Alex Fer dijo...

Si, todo es para reflexión, parábolas, metáforas, alegoricas.