jueves, julio 13, 2006

Arte y Mitología

Tras varias entradas relacionadas con la demonología y la escatología en la Edad Media, hoy os propongo trasladaros a la antigüedad clásica para resolver una nueva adivinanza relacionada con el arte y la mitología. ¿Qué tema mitológico representa la imagen del margen superior izquierdo?

La escena muestra una sugerente escena rescatada de la mitología clásica gracias a la obra de un renombrado artista perteneciente a uno de los movimientos británicos más reaccionarios de la segunda mitad del siglo XIX. Dicho movimiento pictórico transformó profundamente la concepción inglesa del paisajismo durante la segunda mitad del siglo XIX al trasladar la realización de sus obras de los talleres a los entornos naturales en los cuales los autores lograron empaparse de la experiencia multisensorial de la naturaleza y plasmarla con grandes dosis de virtuosismo en sus obras. La realización de las obras en plena naturaleza, un medio de creación pictórica que recuperaría con posterioridad el movimiento impresionista, fue en última instancia una reacción contra la rigidez academicista que frenaba la creatividad de unos autores preocupados ante todo por la recuperación de los mitos clásicos y bíblicos y el romanticismo medieval.

El autor de esta obra pictórica, discípulo de un destacado autor que comparte su nombre con uno de los mayores autores de la literatura universal, se diferencia de otros autores del mismo movimiento en que carecía de los fuertes ideales sociales de éstos, si bien, rodeó a sus obras de un halo de profundo romanticismo que pretende representar un mundo de ensueño alejado de los avances negativos de la industrialización.

El mito clásico que ilustra este autor ha llegado a nosotros gracias a los escritos de un destacado autor clásico al que se le atribuyen numerosas amantes y que resaltó los detalles de sus romances en una serie de poemas que hablan de las diversas fases por las que pasaron sus relaciones con una de sus tres mujeres que posiblemente encarnaba la síntesis de varias amantes. Esta serie de poemas abrirían su carrera como escritor llegando a alcanzar con sus obras posterioriores un lugar de honor en la tradición clásica.

El protagonista del mito era tan experto en los oficios artísticos que llegó a competir en habilidad con un otro célebre artista mitológico que se salvó de una muerte segura dictada por un avaricioso y pretencioso monarca gracias a su ingencio y su habilidad artística. Sin embargo, la vida del protagonista de nuestro mito no se sentía saciado con el reconocimiento de su arte y dedicó todos sus esfuerzos a la búsqueda de una obsesión que a punto estuvo de llevarle a la locura sino hubiera intercedido en el momento preciso la voluntad de los dioses.

¿De qué episodio mitológico estamos hablando?

18 comentarios:

DINOBAT dijo...

Hola que tal?, bueno solo pasando a saludar, está muy bueno el blog : ), nos leemos, saludos,



JD
n76pf@hotmail.com

Palimp dijo...

El cuadro está en el museo de Birmingham. Hay una obra de teatro muy famosa basada en este mito (y una película basada en la obra).
El pintor era discípulo de un pintor con nombre de escritor -como bien dices- y de ángel, y tiene un cuadro famoso de Lilith :)

Para acabar decir que la lluvia en Sevilla...

Lilith dijo...

Hola Palimp. Has apuntado pistas muy interesantes.
Efectivamente hay una obra de teatro que reiventa el mito para adecuarlo al Londres de comienzos del siglo XX. El autor de la obra, considerado por muchos como el autor teatral británico más significativo desde Shakespeare, alcanzó tanta popularidad con esta obra que el texto fue adaptado y convertido en un musical y posteriormente en varias adaptaciones cinematográficas entre la que destaca la versión norteamericana ganadora de varios Oscars.
La pista de Lilith es definitiva:)El autor realizó una obra pictórica relacionada con la figura de Lilith (aunque no bautizó a la obra con este nombre) posiblemente debido a la influencia de su maestro.
Guardaremos el secreto unos días más para ver si alguien ofrece nuevas pistas.

Hechicera dijo...

Hola Lilith. No estoy segura... ¿La figura femenina es Afrodita?

Palimp dijo...

Pero el maestro sí que hizo un cuadro de Lilith, una Lilith sin corsé peinándose frente a un espejo de mano. Fuerte y bella, sin duda.

Lilith dijo...

Hola hechicera.
La figura femenina de la imagen no es Afrodita pero el papel de esta diosa en el mito es fundamental. Sigue por ese camino...

Hola palimp. Como señalas, el maestro de nuestro pintor sí realizó una obra de Lilith tal y como la describes y bautizó el cuadro con el nombre de Lilith, sin embargo nuestro desconocido pintor quien tambén realizó una obra sobre Lilith bautiza su cuadro con otro nombre más... literario.
Siempre me han gustado las mujeres del maestro de nuestro pintor porque mantienen ese aire de femme fatale que dan tanta fuerza a sus obras. Siempre me he preguntado por el significado iconográfico del pañuelo rojo que anuda su muñeca izquierda.

Hechicera dijo...

Hola Lilith. Creo que ya sé qué episodio mitológico recrea el cuadro. ¿El sacerdote y escultor que protagoniza este mito comparte su nombre con otro personaje mitológico ligado a la historia de Cartago?

Lilith dijo...

Hola Hechicera. Tu también has acertado. El protagonista de nuestro mito comparte su nombre con otro personaje mitológico relacionado con la historia mítica de Cartago y el tesoro de Hércules. La avaricia siempre saca lo peor de los hombres.

Putobecario dijo...

Ah Lilith, casi me engañas, las pistas de pintura no son lo mío y este cuadro , a primera vista (sin saber a lo que se refiere), no me inspira este mito. Sabía que repetías autor pero no imaginé que repetirías "título". ¿Quién podría competir con el gran Dédalos? No, no, ese no, aquel tampoco, ¿Acaso su sobrino? No, no puede ser, no tiene nada que ver con el cuadro. Tras varias vueltas, mis pensamientos me han transportado a la isla de Chipre, donde he descubierto que nuestro protagonita superaba en un arte a Dédalos.

Lilith dijo...

Hola putobecario.
Pensaba que esta vez no reconocerías la escena pero ya veo que me he equivocado. ¿Acaso Cartago te ha dado la pista definitiva?
Por cierto, para evitar confusiones, cuando putobecario dice que repito autor, hace referencia al autor literario no al autor pictórico aunque es cierto que una obra del maestro de este último ha ilustrado una de mis anteriores entradas.

Fletch dijo...

Supongo que hablamos de un mito que incluso se atrevió a llegar hasta nuestros días transformado en musical...My Fair Lady (the rain in spain.......) (tendré que confesarme porque ahora mismo se acaba de pasar por mi cabeza que incluso en estos lares alguien osó pretender hacer algo parecido con con cierta folklorica).

"Mereces la felicidad, una felicidad que tú mismo has plasmado. Aquí tienes a la reina que has buscado. Ámala y defiéndela del mal".

Joder...incluso Pinocho viene de aquí con Afrodita transformada en Hada Azul.

Por cierto he descubierto tu blog casi al tiempo que he empezado a leer Las Hijas de Lilith de Erika Bornay. Me gustan las sincronicidades.

Nos leeremos

Fletch dijo...

Vaya, no habia visto el comentario de Palimp.

Fletch dijo...

Va a parecer que no quiero irme de aqui...Gustave Moreau, Rafael Sanzio, Dante Gabriel Rosseti, Edward Burne-Jones (je)....pues eso....cuesta marcharse.

Lilith dijo...

Hola. Ya veo que todos habéis acertado la adivinanza. La imagen recrea el mito de Pygmalión y Galatea desde la visión romántica del pintor Edward Burne-Jones.
Burne-Jones fue uno de los integrantes de la Hermandad Prerrafaelita que, fundada a mediados del XIX en Londres, rechazaba el academicismo predominante y propugnaba una vuelta al romanticismo de la Edad Media, del Renacimiento y de los mitos de la Antigüedad Clásica. Aunque otros integrantes de la Hermanad sucumbieron a las obras de denuncia social, entre ellos su maestro Dante Gabriel Rossetti, Burne-Jones jamás se separó de los temas clásicos.
El mito de Pygmalion y Galatea ha llegado hasta nosotros gracias a la compilación mitológica "La Metamorfosis" (libro X) de Ovidio de quien ya he hablé en la anterior entrada de Arte y Mitología.
El mito nos narra la historia del joven Pygmalión, un artista y escultor que llegó a obsesionarse con la búsqueda de la escultura perfecta, la figura capaz de encarnar las cualidades que buscaba en toda mujer. Pasaba los días encerrado en su taller esculpiendo nuevas figuras femeninas, rechazando el interés de las jóvenes y olvidando el prestigio que había alcanzado años atrás cuando llegó a rivalizar en habilidades artísticas con el mismísimo Dédalos, el constructor del laberinto del Minotauro.
Su obsesión por la búsqueda de la suprema belleza le llevó a abandonar cualquier pretensión de casarse y pasar el resto de sus días entre sus obras de arte. Pero su vida cambió cuando esculpió a Galatea, la figura más perfecta de las creadas hasta entonces.
Su admiración y devoción por Galatea despertó el interés de la diosa Afrodita, quien premió el arte y la pasión del joven dotando de vida a Galatea. Ovidio nos lo cuenta de la siguiente manera:
"Pigmalión se dirigió a la estatua y, al tocarla, le pareció que estaba caliente, que el marfil se ablandaba y que, deponiendo su dureza, cedía a los dedos suavemente, como la cera del monte Himeto se ablanda a los rayos del sol y se deja manejar con los dedos, tomando varias figuras y haciéndose más dócil y blanda con el manejo. Al verlo, Pigmalión se llena de un gran gozo mezclado de temor, creyendo que se engañaba. Volvió a tocar la estatua otra vez, y se cercioró de que era un cuerpo flexible y que las venas daban sus pulsaciones al explorarlas con los dedos."
Cuando despertó en lugar de la estatua se hallaba Afrodita, que le dijo “Mereces la felicidad, una felicidad que tú mismo has plasmado. Aquí tienes a la reina que has buscado. Ámala y defiéndela del mal".
La búsqueda de la belleza ha inspirado muchas obras como La Cenicienta, Pinocho en la que se busca la inocencia perdida del hombre, y la obra teatral Pygmalión de Bernard Shaw que fue llevada con gran éxito al teatro musical y al cine bajo el título de My Fair Lady.
No obstante, existe otro personaje mitológico denominado también Pygmalión aunque su historia es muy diferente.
Pygmalión, el rey de Tiro, padeció toda su vida los efectos de una desmedida avaricia que le llevó a codiciar el tesoro del Templo de Hércules hasta la locura. En un intento desesperado por hacerse con el tesoro, Pygmalión entregó a su hermana Dido, reina de Cartago, al sacerdote Siqueo encargado de custodiar el tesoro del dios. Sin embargo, Dido traicionó a su hermano al trasladar el Tesoro del Templo a una ubicación secreta que nadie llegaría a conocer jamás. Pygmalión acabó con la vida de Siqueo y vagó errante el resto de su vida.

digler dijo...

no acerté la adivinanza, pero si que aprendí al leer la respuesta!

La Revolución de las Costillas dijo...

Menos mal que llegué cuando ya habian dado la respuesta jajaja cultura al instante!!!
Excelente como siempre!.
Saludos,
Karolina

Colibrí Lillith dijo...

Uy, qué tarde llego ^^u

Al ver la imagen y leer tu texto pensé que serían Pygmalion y Galatea, pero después de leer todos los comentarios me he ido echando atrás porque no me sonaba que hubiese tantísimas obras dedicadas a este mito.

También imaginé que el pintor sería prerrafaelita. Son poco conocidos y famosos, los prerrafaelitas, por eso de que se quedaron en el arte de Rafael. Pero, qué quieres que te diga, esa combinación entre romanticismo y cultura clásica me parece sublime :)__

Mi pintor favorito, por el momento, es William Waterhouse, al que supongo que conocerás :P No tiene ninguna Lilith, pero adoro su obra de Narciso y Eco, y la historia medieval de Lamia o La dama de Shallot.

Saludos ^^

Lilith dijo...

Hola Colibrí Lillith.
Si te gusta La Dama de Shallot de W. Waterhouse te recomiendo que leas la obra del mismo título de Lord Alferd Tennynson. Es una historia preciosa que inspiró a Waterhouse y a otros muchos autores prerrafaelitas.